domingo, 4 de agosto de 2013

El cérebro se desconecta frente a un líder religioso

Por: Luciana Galastri


Cuando estamos frente a una figura que consideramos carismática, las áreas del cerebro responsables por la vigilancia y por el escepticismo son desconectadas. Esa es la conclusión de un estudio que analizó el cerebro de personas cuando están en la presencia de alguien que afirma tener poderes divinos.

Investigadores de la Universidad Aarhus, en Dinamarca, estudiaron cristianos pentecostales, que creen que algunas personas poseen poderes proféticos, de cura y de sabiduría.

Usando un equipo de resonancia magnética los científicos analizaron los cerebros de 20 pentecostales y 20 escépticos mientras asistían al culto. Sólo los devotos tuvieron cambios en las actividades cerebrales en respuesta a las oraciones.

Partes de la corteza pre-frontal, que tienen papel fundamental en la vigilancia y que confieren importancia a la información que otras personas nos dan, eran completamente desactivadas. Cuando quién estaba hablando no era el pastor u otro líder religioso, la actividad cerebral de los voluntarios disminuía notablemente.

Para los especialistas eso explica porque algunas personas parecen tener más influencia sobre las otras. No está claro si eso funciona sólo para líderes religiosos, pero los científicos creen que lo mismo sucede con personas con óptima oratoria – políticos, abogados, médicos y, incluso, nuestros padres. 

Traducido por: Oscar Cervantes Velásquez
Centro de Estudios Espíritas Francisco de Asís
Santa Marta - Colombia

 

No hay comentarios:

Reflexiones en torno de la eterna búsqueda de la felicidad.

Por: Oscar Cervantes Velásquez Centro de Estudios Espíritas Francisco de Asís Santa Marta - Colombia El hombre moderno, considerad...