viernes, 21 de septiembre de 2018

Recuerdo espontáneo de una vida pasada

LUKE RUEHLMAN, EL NIÑO QUE RECUERDA UNA VIDA PASADA

Luke Ruehlman
 Un nuevo caso de recuerdos de vidas pasadas en forma espontánea, se dio en Cincinnati, Ohio, EEUU.; Luke Ruehlman, de cinco años de edad, reconoce haber vivido en Chicago bajo otra identidad. Erika Ruehlman, madre del niño, asegura que su hijo Luke desde los dos (2) años de edad asegura ser la reencarnación de Pamela Robinson, una afroamericana muerta en un incendio en 1993.

Para sorpresa de sus padres, el niño insistía en recordar que se llamaba Pam en una vida anterior y que había muerto en un incendio; además, asegura recordar el momento en que ellos decidieron colocarle el nombre de Luke.

Según su madre, Luke solía decirle: “Cuando era mujer, tenía el pelo negro y usaba pendientes, pero fallecí y subí al cielo. Conocí a Dios, el me regresó y desperté como bebé y tú me llamaste Luke”. Ante semejantes afirmaciones y por la convicción con que las decía, la madre decidió investigar acerca de la veracidad de la información. Para sorpresa suya, se encontró una vieja noticia sobre un incendio en el Hotel Paxton en 1993, donde entre otras se reseñaba la muerte de una mujer afroamericana de nombre Pamela Robinson, la cual había saltado desde una ventana del edificio.

Fotografia de Luke Ruehlman y la fallecida Pamela Robinsosn.

Para su madre era imposible que Luke supiera sobre la vida de esta mujer, por lo que decidió investigar más profundamente y averiguar sobre la vida de los familiares de la mujer, consiguiendo contactarlos y entre muchas otras cosas le aseguraron que Pam era fanática de la música de Steve Wonder, cantante afroamericano, música que casualmente o no, le encantaba a Luke.

Con el tiempo los recuerdos fueron desapareciendo, “Fue como si él la dejara salir. Terminó y ya no tenía nada más que decir de ella”, asegura su madre. Ambos aparecieron en un documental llamado “Ghost Inside My Child (Fantasmas dentro de mi hijo)”.

Esto permitió poner al niño a prueba, afirma su madre, “Encontré una foto de Pam y la pusimos en un pedazo de papel con varias fotos falsas. Nunca creí que fuera a escoger la foto correcta”, dijo la mujer. Al observar las fotos Luke dijo: “No reconozco a nadie pero recuerdo cuando fue tomada esta”, apuntando a la foto de Pam. La familia asegura que con la divulgación de esta experiencia no buscan fama ni fortuna, “No recibimos ningún tipo de dinero por el documental”.

No hay comentarios:

Reflexiones en torno de la eterna búsqueda de la felicidad.

Por: Oscar Cervantes Velásquez Centro de Estudios Espíritas Francisco de Asís Santa Marta - Colombia El hombre moderno, considerad...