miércoles, 7 de agosto de 2013

Educación Espírita para la Niñez


LA HISTORIA DE LAS HERMANAS FOX

Corría el año 1848, la aldea de Hydesville, localizada en el condado de Wayne, Estado de New York, distante 30 km de la ciudad de Rochester, era un pequeño aglomerado de casas de maderas con una población de agricultores.


En esta aldea vivía la familia Fox, una familia de hacendados compuesta por el padre, John Fox; la madre, Margaret Fox, y sus hijas: Margaret Fox, de 10 años y Kate Fox, de 7 años.  



Había, en esta aldea, una cabaña donde ocurrió el asesinato de un vendedor (algunos le llaman vendedor ambulante). El espíritu del vendedor se comunicaba con el plano material (Tierra) a través de sonidos, barullos y ruidos.



Después de que varios inquilinos viviesen en la casa que hacia ruidos, en ella fue a vivir la familia Fox. 

Al principio la familia no fue incomodada por esos sonidos que parecían naturales en la casa, pero después de un tiempo, he ahí que tales barullos, ruidos, batidas y hasta arrastramiento de muebles comenzaron a aparecer con mucha fuerza. Y estas cosas incomodaban tanto, pero tanto, que las niñas vivían tan sobresaltadas, a punto de negarse a dormir solas en el cuarto.  


El 31 de marzo de 1848, se dio la primera experiencia del fantástico episodio. La pequeña de 7 años de edad - Kate Fox – en un acto de espontaneidad - tuvo la audacia de desafiar a la "fuerza invisible" a repetir, con golpes, las palmas que ella batía con las manos:

-       ¡Aquí! Sr. Pié hendido, ¡haga lo que yo hago! - Dice, con coraje, Kate, batiendo las palmas.

La respuesta fue inmediata, y a cada batida de las manos, un golpe era oído seguidamente.


Llegaron a la conclusión que aquella fuerza podía ver y oír, pues hasta cuando se doblaba el dedo, la fuerza respondía. Varios vecinos fueron llamados, y a su vez, ellos llamaron a otras personas y se formó entonces una reunión donde las personas preguntaban mucho.
 

Ellos crearon un código: una batida seria la letra A, dos batidas la letra B y así sucesivamente..

El (quien hacía los ruidos) informó, por medio de este código, ser un espíritu y que había sido asesinado en aquella casa. Dice también, el nombre del antiguo inquilino que lo matara y después lo enterrara en la bodega a 10 pies de profundidad. Su nombre era Charles B. Rosma.



Los más interesados en esclarecer el caso resolvieron excavar en la bodega esperando encontrar el esqueleto del supuesto asesinado. Y lo encontraron allí. En un periódico de Boston, ciudad de los Estados Unidos, se publicó el hecho.

Varios fenómenos de este tipo empezaron a ocurrir en otras ciudades, en otros países y en otras familias.

Las hermanas Fox crecieron, pero por inexperiencia e inmadurez terminaron envueltas en vicios como el alcoholismo y terminaron sufriendo muchas persecuciones y difamaciones injustas.



Kate Fox, viajó a Europa donde pudo ser estudiada por sabios de renombre. Porque allá había un desarrollo científico por medio del cual los fenómenos podrían ser estudiados con mayor rigor y profundidad. 




Texto basado en el artículo "La Historia del Espiritismo" de Sidney de Paula.
 
Imágenes - Fuente - Portal do Espírito - www.espirito.org.br

Traducción al español: Oscar Cervantes Velásquez
Centro de Estudios Espíritas Francisco de Asís
Santa Marta – Colombia
Agosto de 2013


No hay comentarios:

Reflexiones en torno de la eterna búsqueda de la felicidad.

Por: Oscar Cervantes Velásquez Centro de Estudios Espíritas Francisco de Asís Santa Marta - Colombia El hombre moderno, considerad...