martes, 3 de junio de 2014

Peligros de la Obsesión, conferencia dictada por Julio Gomes Carvalho en la ciudad de Santa Marta

Julio Gomes Carvalho, durante su exposición en la Sociedad Espiritista de Santa Marta - SESMAR
La Federación Espírita del Magdalena y Cesar - Fesmac, con el auspicio de la Confederación Colombiana de Espiritismo - Confecol, nos brindaron la oportunidad de compartir el tema "Los Peligros de la Obsesión" por intermedio del orador espírita de origen brasilero, y residente en Nueva Jersey, EEUU, Julio Gomez Carvalho. Ante una audiencia de casi un centenar de personas, miembros de las casas espíritas con asiento en nuestra ciudad, el conferencista invitado nos deleitó con una exposición amable y muy bien llevada.

En su disertación, enfatizó la necesidad de trabajar en nuestra Reforma Íntima como mecanismo de protección ante el asedio de entidades infelices que pretenden desestabilizar nuestras vidas por intermedio del fenómeno denominado como obsesión. Citando al autor espiritual Manoel Philomeno de Miranda, Carvalho asegura que el número de obsesos es mayor de lo que uno se puede imaginar, congregando a una gran multitud de personas.

Recordándonos la pregunta No. 459 de El Libro de los Espíritus, Julio Gomes Carvalho resalta la respuesta dada por el Espíritu de Verdad a Kardec acerca de que "su influencia es mucho mayor de lo nosotros creemos, porque muchas veces son ellos quienes nos dirigen". Reafirma además, que son las imperfecciones morales las que nos sintonizan con espíritus de bajo tenor vibratorio, vinculándonos con ellos por vicios morales como la vanidad, el orgullo, la envidia, los celos, la incapacidad de perdonar, el resentimiento, etc., sin contar el capítulo de los vicios sociales y de otro tenor, que nos atan ha experiencias del pasado donde nos vinculamos espiritualmente con quienes hoy nos persiguen implacablemente cobrando deudas que sólo el amor podrá restañar.  


Por ello acentuó sobre la necesidad de escoger el amor como camino de redención de nuestros compromisos, de lo contrario el dolor nos visitará y lacerará nuestra alma, buscando el equilibrio de la balanza de nuestros débitos con la leyes divinas. Allan Kardec, en El Libro de los Médiums ya nos advertía sobre como un espíritu imperfecto puede influenciar en nuestras vidas para llevarnos por ejemplo, a estados depresivos.


Por último, nos invito a la necesidad de luchar contra nuestros vicios morales y decidir entre lo que nos gusta y lo que nos conviene, para así trabajar por el futuro espiritual de nuestras vidas.

No hay comentarios:

Reflexiones en torno de la eterna búsqueda de la felicidad.

Por: Oscar Cervantes Velásquez Centro de Estudios Espíritas Francisco de Asís Santa Marta - Colombia El hombre moderno, considerad...