martes, 30 de julio de 2013

Investigación del Campo Biomagnético en laboratorio



Teorías del Campo Biológico

Jacques Bergier y Paul Weiss pregonaron el hallazgo de un campo organizador y anunciaron, en un congreso sobre organización biomolecular, que fueron capaces de reconstituir una pluma de ave a partir de células embrionarias. Incluso Bergier llegó a plantear la hipótesis de que podría existir entre los campos de fuerza de la
Física, un campo vital. (Bergier, 1957)

¿No será que entre esos campos de fuerzas existe un campo vital?

Un campo cuya característica sea organizar la materia y la energía.

Un campo que sea responsable de la organización al interior del organismo vivo.

Un campo que se pueda prolongar más allá del organismo vivo.

Los campos electrodinámicos de la vida

El prof. Harold Saxton Burr, de la Escuela de Medicina de Yale, durante 40 años investigó campos electrodinámicos en medio biológicos. En 1972, H. S. Burr lanzó un libro con sus estudios: Blueprint for Immortality, en que explica el método de medir los campos eléctricos, que él había previsto y había encontrado en todos los seres vivos, desde las bacterias, semillas, huevos, vegetales, animales y hasta en seres humanos.

 TENSOR DE ESPACIO ELECTROMAGNÉTICO: Este es el primer aparato construido por Hernani G. Andrade para producir un Campo Biomagnético en el período de 1961-1966

En 1981, el naturalista y filósofo inglés Rupert Sheldrake publicó la obra A New Science of Life, en que expone una teoría a la que él denominó: “The Hypothesis of Formative Causation” (La Hipótesis de la Causación Formativa). (Sheldrake, 1981).

En esa teoría, Sheldrake admite que en los fenómenos biológicos debe haber una intervención organizadora de “campos morfogenéticos”, originados de las propias estructuras biológicas antecedentes a los organismos de la misma especie. En su teoría Sheldrake no especifica cuál sería la naturaleza de dichos campos.

En otra obra, The Presence of the Past, Sheldrake se extiende minuciosamente acerca de la influencia del citado campo (morphic field).

Aunque la teoría de Sheldrake no mencione en forma alguna la hipótesis de la reencarnación, en su esencia contiene la posibilidad de algo semejante, cuando describe el proceso de generación y operación de los “campos morfogenéticos”. Según el referido autor, tales campos provendrían de las propias estructuras biomoleculares de los compuestos orgánicos, así como de los seres vivos anteriores al aparecimiento de sus sucesores. (Sheldrake, 1981, pp. 103-126).

El 2 de febrero de 1958, en la ciudad minera de Pedro Leopoldo, el notable sensitivo Sr. Francisco Cándido Xavier (Chico Xavier) psicografió el sexto capítulo de la obra Evolución en Dos Mundos, el capítulo denominado “Evolución y Sexo”. Sorprendentemente, el tema de dicho capítulo describe el proceso de la evolución y el concomitante surgimiento del mecanismo de la reproducción, selección y transformación de las especies, en términos muy similares a lo que quiere significar la hipótesis de los campos morfogenéticos de Rupert Sheldrake. (Xavier & Vieira, 1959, pp. 48-53.

Modelo Organizador Biológico - MOB y Campo Biomagnético – CBM

El punto de vista que la Ciencia oficial sigue aceptando es que la vida resulta exclusivamente de las propiedades físico-químicas y estructurales de ciertos compuestos orgánicos complejos. Tales compuestos, por ejemplo, serían los ácidos nucleicos ADN y ARN, las proteínas, las enzimas, el ATP, etc. Gracias a una infinidad de combinaciones, seguidas de la selección natural por ensayos y errores al azar, aquellos compuestos habrían evolucionado hacia el estado actual de los seres vivos que conocemos.

A los vitalistas, como ya lo señalamos anteriormente, les parece insuficiente la hipótesis mecanicista de la Ciencia vigente para explicar el aparecimiento de los seres vivos. Ellos creen en la existencia necesaria de un principio organizador, capaz de vitalizar las estructuras orgánicas, dándoles forma y funcionalidad. Tal principio, a nuestro juicio, podría perfectamente ser un modelo organizador - MOB, que se formó concomitantemente con los seres vivos durante su proceso de evolución. Ese modelo estaría constituido de otra categoría de materia, capaz de acumular una experiencia histórica (espaciotiempo) relacionada con cada ser vivo, según la especie.

Tal modelo sería imperecedero y volvería a contribuir a la formación de otro ser vivo, cuando se libertase del anterior debido a su muerte. Su manera de ligarse a las moléculas orgánicas del nuevo ser en formación sería por medio de un campo.

Si fuera lícito identificar al referido MOB con una de las partes constituyentes de lo que se llama Espíritu, el proceso antes mencionado sería la reencarnación.

El campo capaz de ligar el MOB a la materia orgánica de los seres vivos parece poseer una naturaleza semejante a la del campo magnético conocido de la Física. Justificaremos más adelante esta opinión nuestra.

A ese campo que liga el Modelo Organizador Biológico - MOB a la materia viva, proponemos darle el nombre de Campo Biomagnético - CBM. Su principal función sería la de organizar la materia, dándole vida y forma.

La investigación objeto de este texto sintetiza el estudio experimental de ese supuesto Campo Biomagnético - CBM.

Inicialmente nos limitaremos a verificar si ya existen evidencias experimentales que justifiquen la aceptación de esa hipótesis de trabajo, a saber, la existencia del supuesto Campo Biomagnético - CBM. En la nomenclatura de Rupert Sheldrake, su equivalente sería el campo morfogenético. (Sheldrake, 1991, pp. 114-115)

Si nuestra hipótesis está correcta, una de las maneras de crear el campo organizador (Campo Biomagnético - CBM) sería construir un aparato constituido por dos o más imanes permanentes, con polos del mismo nombre contrapuestos frente a frente. Entre tales polos debería haber un espacio en donde se pudieran colocar muestras de culturas bacteriales, de tejidos vivos, etc., y observar los efectos del campo allí creado sobre el desarrollo de las muestras biológicas que allí se pongan.

En el caso de que estas muestras revelen un estímulo en su crecimiento o actividad biológica, tendríamos una fuerte evidencia a favor de nuestra hipótesis de trabajo: la creación de un CBM, cuya acción sería la de un campo organizador.

La Cámara de Campos Compensados - CCC y el Campo Biomagnético - CBM

Cámara de Campos Compensados - CCC es el nombre que recibe el aparato constituido por pares de imanes contrapuestos por sus polos del mismo nombre, de modo que quede un espacio libre entre los ellos. (Ver fig. 1)

En este espacio libre se colocan microorganismos, tales como bacterias, tejidos vivos, pequeños animales, etc. Esos cuerpos-de-prueba se compararán con otros idénticos situados fuera de ese espacio libre.

Las condiciones de temperatura, presión atmosférica, humedad, etc. deben ser idénticas para todos los cuerpos-de-prueba, salvo, desde luego, la única condición existente para el cuerpo-de-prueba colocado en la CCC.

La prueba consiste en verificar la marcha del desarrollo de los organismos vivos que constituyen los cuerpos-de prueba en observación y dentro de las condiciones antes referidas.

En ese trabajo, por ser una averiguación piloto, hemos buscado la máxima simplificación. Nos hemos limitado a verificar la variación de la velocidad de multiplicación de culturas bacteriales sometidas a la influencia del supuesto CBM producido en el interior de la CCC (Cámara de Campos Compensados). Si en esa Cámara se produce realmente un CBM, habrá que esperar un aumento de la velocidad de multiplicación de los microorganismos, en las culturas bacteriales allí incubadas con el medio nutritivo apropiado.

Lógicamente, la influencia del CBM deberá estimular el proceso reencarnatorio de las bacterias, desde que todo ser vivo posea un espíritu que lo anime (hipótesis espiritualista). Intentaremos demostrar, en la parte conclusiva de este trabajo, que la hipótesis espiritualista es la más apropiada para explicar el estímulo sobre la velocidad de la multiplicación bacteriana. Como corolario, la reencarnación sería la explicación más adecuada para semejante resultado.
Los resultados que hemos obtenido en nuestra investigación, en conformidad con el relevamiento estadístico y gráfico, fig. 2, sugieren la existencia del CBM, pues, salvo otras interpretaciones científicas más adecuadas, hubo una influencia estimulante del supuesto CBM sobre la velocidad de multiplicación bacteriana.

 
Hernani Guimarães Andrade (1913 - 2003) fue ingeniero civil, presidente del Instituto de Investigaciones Psicobiofísicas en Brasil, estudioso de la reencarnación, de poltergeist y demás comunicaciones espirituales.

Referencia Bibliográfica

· AME – (2000) Asociación Médico-Espírita de Brasil - Saúde e Espiritismo; São Paulo, Ed. Folha Espírita.
· ANDRADE, H. G. (1958) - A Teoria Corpuscular do Espírito; São Paulo, Edición del Autor (Compuesto e impreso en los talleres de la Indústria Gráfica Bentivegna).
· ANDRADE, H. G. (1960) - Novos Rumos à Experimentação Espirítica; São Paulo, Edición del Autor (Compuesto e impreso en los talleres de la Indústria Gráfica Bentivegna).
· ANDRADE, H. G. (1983) - Morte, Renascimento, Evolução (Uma Biologia Transcendental); São Paulo: Pensamento. Nota: Existe una edición en español (1983) – Muerte, Renacimiento, Evolución: Una Biología Trascendental; Ed. CIMA, Caracas (1010) Venezuela.
· ANDRADE, H. G. (1984) - Espírito, Perispírito e Alma (Ensaio Sobre o Modelo Organizador Biológico); São Paulo: Pensamento.
· ANDRADE, H. G. (1986) - Psi Quântico (Uma Extensão dos Conceitos Quânticos e Atômicos à Idéia do Espírito); São Paulo: Pensamento. Existe una nueva edición de “Editora Pierre-Paul Didier”, Votuporanga, SP, 2001.
· ANDRADE, H. G. (1986) - Reencarnação no Brasil - Oito Casos que Sugerem Renascimento; Matão, SP: O Clarim.
· ANDRADE, H. G. (1994) - Renasceu por Amor (Monografia de un caso sugestivo de reencarnación en Brasil); São Paulo: Editora Jornalística FE.
· ANDRADE, H. G. (2002) - Você e a Reencarnação; Bauru, SP, Editora CEAC.
· BARNOTHY, Madeleine F. (1964) - Biological Effects of Magnetic Fields; Nueva York - Londres: Plenum Press.
· BARNOTHY, Madeleine F. (1969) - Biological Effects of Magnetic Fields; Volumen 2; Nueva York: Londres: Plenun Press.
·  BERGIER, J. (1957) - Mistères de la Vie; París: Le Centurion.
·  BURR, H.S. (1972) - Blueprint for Immortality; Londres: Neville Spearman.
·  KARDEC, Allan (1857) - O Livro dos Espíritos; Rio de Janeiro: FEB.
·  SHELDRAKE, Rupert (1981) - A New Science of Life; Los Angeles: J.P. Tarcher.
·  SHELDRAKE, Rupert (1988) - The Presence of the Past; Londres: Collins.
· SHELDRAKE, Rupert (1991) - O Renascimento da Natureza; trad. Maria de Lourdes Eichenberger y Newton Roberval Eichenberg; São Paulo: Cultrix.
·  STEVENSON, Ian (1996) - Where Reincarnation and Biology Intersect: A Synopsis; Westport: Praeger
· STEVENSON, Ian (1997) - Reincarnation and Biology: A Contribution to the Etiology of Birthmarks and Birth Defects, Vol. I Birthmarks; Vol. II Birth Defects and Other Anomalies, Westport: Praeger.
·  WASSERMANN, G. D. (1956) - “Esboço de Uma Teoria do Campo da Forma e Comportamento dos Organismos”; Ciba Foundation Symposium on Extrasensory Perception; Londres: J. & A. Churchill Ltd.
·   XAVIER, F. C. & VIEIRA, W. (1959) - Evolução em Dois Mundos; Rio de Janeiro: FEB.

1. El trabajo de resumir este informe de Hernani G. Andrade, presentado el 29 de mayo de 1997, ante el I Congreso MEDNESP-97, en São Paulo, contó con la colaboración del Prof. Carlos Eduardo Noronha Luz – Bauru, SP, 2003.
   

No hay comentarios:

Reflexiones en torno de la eterna búsqueda de la felicidad.

Por: Oscar Cervantes Velásquez Centro de Estudios Espíritas Francisco de Asís Santa Marta - Colombia El hombre moderno, considerad...